Rincón del Escritor

PRIMAVERA

Era primavera y en el campo había muchos árboles con flores, mucha hierva verde y ríos que bajaban con poca agua pero muy clarita.
También había cazadores de pajarillos que se ponían en los arroyos que tenían poca agua, se ponían a cazar pájaros con unas redes, y entonces el cazador se escondía y los pajarillos caían en la red que no se veía, pobre animal, tan felices que estaban en el campo libre y llenos de alegría cantando, y por culpa de unos desalmados los cazaban para luego venderlos. Eran para que encerrados en una jaula cantasen, pero la mayoría no cantaban porque se sentían encerrados y privados de su libertad, se pegaban golpes en esas jaulas, una reja contra otra hasta que caían muertos.
Hay que ver lo crueles que somos encerrando a esos pajarillos que estaban tan felices en el campo, pues eso mismo nos pasa cuando nos encierran en la cárceles, nos gustaría que por no hacer nada no nos encerrasen en las cárceles.
creo que por el hecho de estar encerrado ya me volvería ansioso, depresivo y enloquecería como esos pobres pajarillos.

Antonio Hidalgo


EL PRECIO DEL ALCOHOL

Era un muchacho que le gustaba salir con los amigos de fiesta, siempre iban las mismas personas de marcha a todos los pueblos, un día tuvieron un accidente, iban cinco en el vehículo, dos murieron y otros tres se salvaron, pero estuvieron muy mal y con cuantiosas heridas por todo el cuerpo, cuando ya le dieron el alta en el hospital, le dijeron que en el accidente murieron tres amigos suyos. Juan se quedó muy dolido porque el era el que conducía, y por su culpa y la del alcohol habían tenido el accidente.
Entonces pasó el tiempo y los padres de los fallecidos cada vez que lo veían le decían cosas como, asesino, borracho asesino, y el pobre muchacho Juan ya no podía vivir con los sueños que tenía, ya que ese accidente se podía haber evitado si no hubiera bebido y corrido tanto.
Juan no podía, fue al psicólogos, psiquiatras, estuvo ingresado pero no conseguía sacar ese tema de su cabeza y se quedo solo, se volvió loco y se quito la vida.

Antonio Hidalgo

LA BROMA

Un buen muchacho estaba trabajando, tenía novia y eran muy felices los dos, tenían más amistades y también salían en pandilla, iban de copitas y estaban siempre de bromas, entre ellos hablaban de gastarle una broma a Javier, este muchacho era muy buena persona y se lo creía todo.
Idearon una broma de la que también era cómplice su novia, fueron los amigos y le preguntaron ¿Y tu novia?, no lo sé, he quedado con ella aquí y aún no ha aparecido , entonces empezaron a buscarla por todo el pueblo y no la encontraron, ella estaba escondida en el cementerio.
El cementerio cerro y ella se quedo dentro.
Mientras tanto Javier estaba muy preocupado y fue a casa de sus padres y le contó todo lo que había pasado, ya era demasiado tarde para ir sola por el pueblo y además la estuvieron buscando los amigos y él y no daban con ella.
Además los amigos con los que había organizado la broma tampoco sabían donde se había escondido.
Cayó la noche y todo el mundo se fue a su casa porque no se podía seguir la búsqueda, mientras los amigos hablaban de como habían sido capaces de hacer esa broma.
Al otro día, a primera hora el guarda del cementerio abrió la puerta y los vecinos y el novio empezaron a buscarla y el guarda del cementerio se la encontró metida en un nicho, la despertó y le dijo "Como has hecho eso", y ella le contestó, para gastarle una broma a mi novio, y el guarda le dijo, pues está todo el pueblo buscándote y ya ella le contestó, es que era una broma solo, pero al cerrar el cementerio ya me quedé dentro y he pasado mucho miedo.
Entonces se fue hacia el pueblo y ya la vieron y gritaban está aquí, está aquí, y corriendo los padres fueron a abrazarla y ella les contó que era una broma, pero me escondí en el cementerio, pero me cerraron la puerta y no puede salir.
Pues hija, nos has asustado y todos los amigos se acercaron. Ella dijo que sentía lo de la broma pero era solo esconderse un rato para gastarle una broma a Javier.
Al final la broma se la gastó ella a ellos al tenerlos asustados por si le había pasado algo.
Lo importante es que están bien todos.
Y ella preguntó, donde está mi novio que no está con vosotros, entonces fue a su casa a buscarlo.
Los padres y los amigos contestaron que no lo habían visto, empezaron a buscarlo y lo encontraron ahorcado en el establo con una nota que decía "No puedo vivir sin ti.".

Antonio Hidalgo

RELATO Nº 1: LOS AMIGOS

¿Cuántos niños nacen al día?, pues yo creo que muchísimos, vamos a contar la historia de unos niños que eran amigos.
Uno de ellos tenía y vivía en una familia muy bien acomodada, se llamaba Antonio y el otro vivía en una familia humilde, ambos se conocían del colegio y estudiaban en la misma clase, cuando eran tiempos difíciles, Antonio y Biembe jugaban en el recreo y se hicieron buenos amigos, pero fuera del colegio ya no estaban juntos, el padre de Antonio venía al colegio a recogerlo, mientras Biembe se iba andando y vivía a 4 Km. del colegio. Cuando llegaba a casa sus padres le ponían a trabajar con los animales que tenían para vender al matadero y no tenía tiempo para jugar y tampoco para estudiar.
Sin embargo Antonio lo tenía todo pero se sentía triste porque no tenía amigos para  jugar. Al día siguiente se volvieron a ver los dos niños en el colegio, estudiaban juntos y Biembe sacaba muy buenas notas, sin embargo Antonio las sacaba regulares y hablando en el recreo decidieron de salir juntos y jugar juntos y así se criaron, iba pasando el tiempo y se hicieron mayores, fueron llamados para hacer la mili en la marina, pasaron la mili y retornaron licenciados a su casa, Antonio siguió estudiando y Biembe mientras que Biembe tuvo que dejar sus estudios y ponerse a trabajar en una serradora que casualmente era de los padres de Antonio.
Antonio se compró un coche y cambio de amigos, se iba a los pueblos y a todos las ferias que se hacían, empezó a beber alcohol y tuvo un accidente, Biembe cuando se enteró fue a verle al hospital y al verle le preguntaron que como estaba y ya estuvieron hablando y al otro día volvió a verlo, Antonio se dio cuenta de que se había equivocado con Biembe dejándolo de lado como amigo, pues ningún otro se había acercado a verlo al hospital.
Bueno, siguió pasando el tiempo y seguían juntos, Antonio invitó a Biembe a su casa a una Barbacoa en el campo para pasar un día todos juntos y que así se conocieran los padres de ambos amigos.
Antonio le propone a Biembe montar una empresa entre los dos, una empresa de madera, haciendo cajas de envases para las frutas, pero Biembe le decía a Antonio que el no entendía de cajas de madera y Antonio le contesto que no se preocupara que él si entendía. Así que se pusieron a construirlas y sacaron las primeras cajas y paso el tiempo y Biembe se enamoró de una chica que trabajaba allí, Antonio seguía con buenos coches y bebía demasiado alcohol porque la empresa le iba muy bien.
Biembe lo que ganaba lo iba ahorrando porque quería tener una familia, mientras que Antonio era todo lo contrario derrochador y juerguista. Poco a poco Biembe se estaba creando un imperio y ya tenía más que Antonio hasta que llegó un día en el que Antonio no se preocupaba de la empresa y entonces Biembe le dijo que así no podían estar a medias y Antonio le contestó de malas maneras, estaba borracho y le dijo a Biembe que a él no le importaba que se quedara solo con la empresa ya que a él no le hacía falta porque sus padres tenían mucho dinero, bueno, siguió solo con la empresa.
Va pasando el tiempo y Biembe se casó y Antonio seguía derrochando y gastando el dinero de sus padres, hasta que les dejo en la ruina, un día se encontraron en un restaurante y Biembe se acerco a Antonio y le preguntó como le iba, le contesto bien, y Biembe le contesto, pues yo me he enterado que tu padre ha perdido su empresa y que tú le has llevado a la ruina y todo enfadado le replicó a Antonio eso es mentira, que la gente habla y Biembe le dice y además es por culpa tuya, ya te dije que no bebieras tanto y que no estuvieras todos los días de fiesta de pueblo en pueblo y Antonio llorando lo entendía bien, y se dio cuenta de que su mejor amigo le había aconsejado bien, pero él lo había rechazado y le dice Biembe a Antonio, si dejas la bebida y las fiestas le harás un gran favor a tú familia, ya que ella estaba en la ruina por culpa tuya y si quieres puedes empezar a trabajar en mi fabrica de madera, pero eso si no bebes más y Antonio le contestó que de acuerdo.
Pasa el tiempo y Biembe anuncia que se casaba, a Antonio le dio mucha alegría, porque veía que su mejor amigo de la nada hizo un imperio y tuvo suerte en a vida, no como yo que tenía todo y todo lo perdí.
Bueno fue la boda e invitaron a los padres de Antonio así que aceptaron y fueron a la fiesta, estuvieron comiendo y bebiendo hasta bastante tiempo, Biembe se acercó a Antonio y le dijo que no bebiera más porque tenía que llevar a sus padres y no estaba en condiciones de conducir.
Termina la fiesta y Antonio coge el coche y se va con sus padres para casa cuando por el camino se le cruza un cervatillo y Antonio no supo reaccionar y cayeron por un barranco, llegaron las ambulancias y se lo llevaron al hospital. Biembe cuando se entera de lo sucedido fue corriendo al hospital para ver como estaba su amigo y familia, cuando entra al hospital pregunta por su amigo y familia y les dice que están muy graves, así estuvo yendo todos los días hasta que el doctor le comunica que el padre está estable, pero tiene las dos piernas partidas y un hematoma en la cabeza y la mujer está en coma y le pregunta, ¿pero Antonio como está?, le respondió el doctor, quizás haya que amputarle las dos piernas y le pregunta al doctor, ¿Puedo verle?, le contesta que ahora mismo estaba sedado y no podía entrar, pero que dentro de tres días ya se podría hablar con él. Pasado los tres días Biembe llegó al hospital y le preguntó al doctor que como estaba la situación y ya le dijo que se podía entrar a verlo, pero la madre había muerto y el padre quedaría con la memoria y el conocimiento perdido, pero que se salvaría y le dijo el doctor que no le dijera nada porque no le ayudaría a su recuperación.
Bueno, pasa el tiempo y Antonio se recupera totalmente del accidente y se incorpora al trabajo y con el tiempo se casó y ya salían juntos Antonio con su esposa y Biembe con la suya y así va pasando el tiempo, el trabajo iba muy bien y estaban ganado mucho dinero. Biembe se compra un barco y los fines de semana se iban los cuatro de viaje con el barco y ya iniciaron una nueva vida para ellos. La mujer de Biembe queda embarazada de un niño que al nacer le llamaron como a su amigo Antonio y eran muy felices con su hijo, iba con el niño al parque, a la playa y a todos lados, entonces las salidas en barco se fueron dejando y Antonio y la mujer no podían tener hijos y eso a Antonio le tenía muy frustrado y empezó a cogerle celos y envidia a Biembe por tener una familia y él no.
Un día decidieron hacer un viaje en barco y Antonio no pudo llevar a su mujer, porque estaba enferma, ya en alta mar le dice a Biembe porqué no pilotas el barco y se prestó a ello. Antonio entonces bajó al camarote y estaba la mujer de Biembe con el hijo, los cogió y los mató a los dos y el se quitó la vida. Biembe viendo que Antonio no subía bajo al camarote y se encontró a su mujer, a su hijo y a Antonio tendidos con mucha sangre en el suelo y se volvió loco. Tuvieron que venir los guarda costas y llevar el barco a puerto Biembe enloqueció de haber visto esa escena. Le ingresaron en un manicomio se había vuelto loco.

RELATO Nº 4: LA PAREJA

La pareja, la palabra ya lo dice. la pareja…¿Qué significado quiere decir? Pues se trata de dos personas que estando juntas, están bien. Pueden ser dos enamorados, o dos buenos amigos. Vamos a hablar de la pareja entre dos personas, la primera se llama así, porque supuestamente viven juntos y tienen una buena relación. Puede ser de cariño, de amor o amistad. Muchas de estas parejas se suelen romper, ¿por qué? Porque con el tiempo se llegan a conocer mejor y no es lo que uno esperaba del otro. También hay parejas que siguen juntos por intereses y se soportan mutuamente y hay otra clase de parejas puras, cariñosas en el cual ellos no ven una rotura porque se aman uno al otro y no saben vivir el uno sin el otro. Sin embargo, muchas veces ese exceso de amor puede llevar a los celos, celos que suelen ser imaginarios, porque hayas visto a tu pareja bajarse de un coche en el cual conducía un hombre y no llegas a pedirle explicaciones. Sólo piensas lo peor, y ya empieza la discusión entre los dos. Bueno, la cosa  no llega a más, se queda en una simple discusión en una pareja, pero hay otra clase de celos en el cual solo el hecho de que tu mujer se arregle un poco, ya no te cuadra. Peinarse, pintarse tanto para ir solo a la tienda de la esquina, ya son celos frustrados y ya tú no lo ves bien. Entonces ya vienen las peleas más fuertes dentro de la pareja, incluso llegando a las manos. En esos momentos, es cuando una relación ya no puede seguir y muchas veces es necesario romper la relación, porque sería lo mejor para ambos, ya que el seguir juntos con esa tensión, sin amor, solo celos y desconfianza,  supondría un peor fin.

Antonio Hidalgo


 RELATO Nº 5: KITTY

Erase una vez una perrita llamada Kitty. Esta perrita era muy alegre y muy obediente. Vivía en una casa a las afueras del pueblo, cerca de un colegio donde estudiaban muchos niños. Cuando pasaban por la casa donde vivía Kitty, los niños empezaban a darle voces y eso la enfadaba mucho. Entonces, se ponía a ladrar mucho. Los ladridos de Kitty hacían que su dueña, María, se enfadara y saliera a regañar a los niños y la metiera dentro de la casa.

Un día vinieron a vivir una familia al pueblo y esa familia tenía una niña que se llamaba María. Entonces, María comenzó a ir al colegio del pueblo y los niños se burlaban de ella porque era coja, y la niña llegaba a casa llorando. Entonces, los padres le preguntaban a qué venía ese llanto, a lo que la niña contestaba que en el colegio se reían de ella porque era coja. Los padres la consolaron y fueron al colegio al siguiente día con ella. Ese día los niños no se rieron de ella y estuvieron hablando del problema que tenía su hija, motivo por el cual era objeto de burla en la clase. La directora les dijo que hacían todo lo posible para que su hija no fuera más una víctima de las risas de otros niños.

Pasó un tiempo, y María iba andando hacia el colegio cuando se encontró con un grupo de niños que estaban molestando a Kitty. Se acercó a la puerta de la casa y empezó a gritarles que por qué no dejaban tranquila a la perrita. En ese momento, salió la dueña del perro y los niños salieron corriendo pero María se quedó inmóvil mirando a la perrita. La dueña de Kitty, al verla, le grita, y le dice que se fuera  de su casa, porque creyó que María también se dedicaba a molestar a su perra. María salió corriendo de allí pero volvió a los pocos días y se puso en la reja de la casa y empezó a llamarla. Kitty, asustada, no se acercaba y se escondía. María, viendo que la perra no le hacía caso, se dispuso a regresar a su casa. En ese mismo instante, la dueña de Kitty salió a la puerta y llamó a la niña, quien asustada, se dio la vuelta y le preguntó: ¿Quién es usted señora?, a lo que la mujer respondió que la vio el otro día que estaban los niños allí molestando a su perrita, la cual era cojita. La señora se dio cuenta de que María no estaba en ese grupo, y que podía ir a ver a la perrita cuando quisiera, que ella le abriría la puerta por si quería jugar con Kitty. La niña se puso muy contenta y se lo contó a sus padres.

Al día siguiente, María fue a casa de la dueña de la perrita y se encontró de nuevo a los niños en la puerta siendo regañados por la dueña de Kitty para que se fuesen. Al ver la situación, María también empezó a reprocharles a los niños por qué siempre tenían que molestar y burlarse de la perrita, a lo que ellos contestaron que porque era coja y no sabía andar. Entonces, María les respondió que eso no estaba bien y los niños comenzaron a burlarse de ella también, hasta que finalmente se fueron. La actitud de María sorprendió a la dueña de Kitty. Le dijo que era una niña muy valiente enfrentándose a esos niños por defender a su perrita, invitándola además a su casa en el fin de semana.

Por fin llegó el fin de semana y María le dijo a sus padres que iba a casa de una vecina a jugar con su perrita. Sus padres, asustados al pensar que el animal podría ser peligroso le prohibieron salir. María, muy triste, se fue llorando a su cuarto.

Comenzó de nuevo la semana, y María pasó por la puerta de la perrita y la dueña le preguntó que por qué no vino a verla en el fin de semana, a lo que ella respondió que sus padres no la dejaron porque pensaron que podría resultar peligroso. Para lograr que María si pudiera ir la próxima vez a su casa, la dueña de Kitty decide ir a visitar a los padres de la niña para convencerles de que no había ningún problema en que María fuese a jugar con Kitty, ya que esta no podía andar bien porque estaba cojita y era muy buena y se ponía muy contenta cada vez que veía a María, porque se habían hecho amigas y por esa razón la había invitado a jugar con ella. Al escuchar a la señora, los padres cambiaron de opinión, y prometieron a María que podría ir el próximo fin de semana a jugar con Kitty.

Efectivamente, al siguiente fin de semana, los padres de María le dieron permiso para que fuese a jugar con la perrita. Se puso muy contenta e inmediatamente se fue a la casa de la señora a jugar con Kitty. Mientras estaba allí, vinieron los niños y al ver que estaban jugando la niña y la perrita juntas, esto les hizo reflexionar sobre su comportamiento y se dieron cuenta de que estaba mal burlarse de la perrita. María, al ver que los niños ya no se portaban mal, les ofreció pasar a jugar con ella, y aceptaron aunque un poco avergonzados por su anterior comportamiento. La dueña los dejó entrar y se pusieron todos a jugar con la perrita y ya nunca más se volvieron a burlar de ella.

Antonio Hidalgo



RELATO Nº 6: HERMANAS

Esto era una familia humilde que vivía en el campo, no tenía luz ni agua ni siquiera tenía medio de transporte para ir al campo, sólo tenía una mula pero era ya muy vieja y la tenían solo para arar el campo y también para ir al pueblo para comprar cosas para comer. Esta familia tenía dos hijas y eran ya mujercitas, pero no había visto el pueblo ni conocían a nadie. Siempre estaban trabajando en el campo y no iban al colegio.

Un día, el padre, que era un poco mayor, decidió llevar a una de sus hijas, a María, al pueblo, a comprar víveres para comer. Llegaron al pueblo y María estaba como asustada al ver tanta gente y entonces entraron en una tienda a comprar y el dueño de la tienda no estaba, pero había un muchacho al entrar por la puerta la niña asustada y que no era ya tan niña, que tenía dieciocho años. Al ver a ese muchacho la miró como extrañado, ya que era muy guapa, quedó asombrada, y el muchacho no dejaba de mirarla. El padre compró las cosas que le hacían falta y se fueron para casa. Al llegar María fue a buscar a su hermana Rocío para contarle que había visto a mucha gente y le dijo que había conocido a un muchacho que estaba en la tienda y que se miraron y ella había sentido una cosa muy extraña en su cuerpo, y la hermana la escuchó atentamente y le dijo  Rocío, que era mayor que María, eso que había sentido era que le gustaba y se había enamorado. Pues entonces le dijo María eso es que me he enamorado y empezaron a reírse y pegaron saltos.

Bueno, pasó la semana y dice el padre, voy al pueblo a comprar víveres para la casa y entonces dice María: “padre, ¿puedo ir con usted?”, a lo que el padre le dice que sí. Al llegar al pueblo, entran en la misma tienda y allí estaba el joven enamorado que al verla le entró un nerviosismo y no tenía palabras. Ella se acercó con su padre al mostrar y empezó a pedirle los víveres que le hacían falta y cuando terminaron el joven le dice a María que quería verle otro día e ir a  la fiesta del pueblo. Ella le contestó que sí. Entonces el muchacho iba todas las tardes a visitarla y fueron a la fiesta del pueblo pero el padre le dijo a María que no iría sola y que le acompañaría su hermana Rocío. Al llegar a la fiesta, se encontraron y se saludaron y Rocío quedó enamorada del joven apuesto. Siguieron dando un paseo por la feria, y Rocío que era la mayor no paraba de mirarlo y hablar con él. Entonces María se percató de que Rocío estaba enamorada de él. María entró a la fiesta en silencio y celosa. Entonces por el camino María le dijo que qué le parecía el muchacho, y Rocío le contesta que bien, pero le dijo: “tú entonces sí que estás enamorada de él”, a lo que María afirma y que además ya habían salido a verse a la casa a escondidas.

Pasa el tiempo y ya tocaba de ir al pueblo a por más víveres, pero esta vez fue Rocío la que le dijo a su padre que ella iría con él al pueblo, y así fue. María, ya mosqueada, fue detrás de ellos a escondidas y a llegar al pueblo entraron en la tienda, y Rocío empezó a hablar con el joven apuesto. María se quedó fuera mirando por la ventanita y se percató de que Rocío también se había enamorado, así que Rocío y su padre salieron de la tienda, y salió el joven muchacho a despedirse de ellos, y es que a él le gustaba más Rocío. Pasó el tiempo, y siempre Rocío decía que iba a dar una vuelta y María le siguió y vio como el joven que antes estaba con ella, ya estaba enamorado de su hermana. Se fue María llorando para casa y al otro día el padre dijo de ir a comprar más víveres y pregunta cuál de las dos quiere ir al pueblo y Rocío rápidamente le dijo al padre que ella. El padre, ya mosqueado, le pregunta a María,  ¿y tú? ¿ya no quieres ir más al pueblo?, y le respondió: “ ya no hay motivo para ir”, y angustiada, se quedó en casa, mientras el padre con Rocío se fueron al pueblo.

Pasó un año, y el joven salía con Rocío, y le pidió que se casaran, y ella le contestó que sí. Entonces, se lo dijeron al padre y a la hermana, que para el mes siguiente sería la boda. Eso a María le sentó muy mal, se retiró a su cuarto y empezó a llorar y no podía ver cómo su hermana le había quitado el novio, y sin pensarlo, cogió la escopeta, salió afuera y pegó dos tiros, y mató a la hermana y al novio, y fue el padre corriendo a ver qué había sucedido y se vio a los dos muertos. Fue a quitarle la escopeta a la hija y entonces María se suicidó. 

Antonio Hidalgo

ALEGRÍA

Siempre he tenido una ilusión de pequeño, trabajar, tener una familia con muchos hijos, saber educarlos me parecía lo más difícil, pasó el tiempo y veía como mis deseos se iban cumpliendo.
Trabajaba, me casé con la mujer que me quería y yo amaba, tuvimos cuatro hijos maravillosos y eso me llenaba de mucha alegría. Verlos como crecían, como jugaban, con una salud y vitalidad desbordante.
Pasaron los años y se hicieron hombres y mujeres, mi hija la mayor, Carolina, se casó y yo la lleve al altar. Ver a todos tan felices fue como una sensación de alegría que jamás había sentido.
Luego, mi hijo Antonio entró en la Guardia Civil y eso era una ilusión que yo quise hacer y no pudo ser, así que me sentí muy orgulloso de él.
Mi hija Beatriz, se esforzaba por luchar en la vida, estudiando de día y de noche, y mi otro hijo Oliver es una buena persona y hace lo que puede por luchar y salir adelante.
También tengo un yerno que lo quiero como un hijo más.
Yo veía que el educar a los hijos era muy difícil e importante.
Ha pasado el tiempo y mi hija la mayor me ha dado 2 nietos maravillosos, eso me ha llenado de una alegría enorme, y a pesar de mi enfermedad cuando llego a casa y los veo a todos juntos riendo, los nietos jugando y mi mujer alegre con ellos, y pienso, soy el padre, el abuelo y el marido más lleno de orgullo y feliz del mundo, por tener la familia más humilde y cariñosa del mundo.

¡Sí, soy Feliz!

Antonio Hidalgo


Alegría, risa, felicidad, que importa el significado de la palabra, pero hay que ir por la vida alegre, sonriente y feliz porque la vida se nos va, por eso hay que vivir porque en esta vida no es más feliz el que más tiene, sino el que menos necesita.


Antonio Hidalgo


NACE UNA ESTRELLA


Este día era especial
tú no venías nunca
yo fui en tu busca
mi vida pasaba y nada más
fui al mar, a su orilla
al cielo miré y no te encontré
la estrella que antes veía
la estrella de mi juventud
corrí entre las rocas
me provocaba vértigo y risa
se hizo un claro
y surgió una estrella
una estrella recién nacida
pobre, desnuda, pero radiante
sus hermanas las sostenían
a duras penas las sostenían
tan grande era su valía,
su valía era su amor,
el volver a nacer
el valor de la vida
el amor por ti mismo
sus hermanas dejaron de auparla
sonrieron los ángeles
y vi al creador corretear por la orilla
acompañado de su sabiduría,
dos pequeños disfrutando de aquel momento,
con una risa entrañable de dos bebés

¡Es navidad!
José Antonio Ruíz


PARA MIS HIJOS

Cambié mi vida, mi tiempo y mi forma de pensar por vosotros.  Hoy doy mi vida, mi alma y mis energías por sacaros adelante y enseñaros a vivir.
Le pido a la vida que me permita vivir muchos años para acompañaros en lo dulce y en lo amargo.
No puedo vivir vuestra vida, pero si espero que me permitáis llegar hasta el final de la vida mía junto a vosotros.
Daros alas grandes para que voléis más alto que yo.
No quiero que seáis como yo, deseo que seáis mucho más.


VERO


Aquí os dejamos dos textos con voz de Julio Cortázar.

Las Buenas inversiones.


Álbum con fotos.




Historia de la Luna Célibe

Estaba la Luna
en busca de pareja
cuando vio una estrella
sobre el negro fondo
y oscuro universo
pero al tener solo
brillo que le daba
el Sol, la Luna
temía que al enamorarse
de otra estrella, el Sol
dejaría de darle la luz
y quedara tan oscura
que nadie pudiera verla
pobre Luna se quedaría
soltera.

J. Marcos

Hoy nos gustaría recomendaros dos libro que han sido escritos por el sobrino de una usuaria, Javier Camacho. Aquí os dejamos las portadas.

 

Comenzamos la semana reflexionando:



Con esta frase queremos resumir nuestra filosofía de trabajo diario:




Aquí os dejamos esta reflexión para pensar un ratito.

De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir y
la certeza de que sería interrumpido antes de terminar.
Hacer de la interrupción un camino nuevo,
hacer de la caída un paso de danza,
del miedo una escalera,
del sueño un puente,
de la búsqueda un encuentro.



                  Fernando Persoa

A continuación queremos compartir con vosotros una poesía escrita por una de nuestras usuarias:
DÍAS DE VINO Y ROSAS

Días de vino y rosas
Días de no dormir
Días de no vivir.
Largos días
Largas noches
Días nublados
Días anestesiados
Anestesia que te amarga
Anestesia que te impide vivir
Vinos y rosas
Y las rosas se convierten en espinas
Y el vino
Deja de no vivir
Vino de chocolate
Chocolate que amarga
Embriaguez que mata
Muerte deseada
Porque no se vive
Todo el día
Embriagado…. 

Crisol



Comenzaremos este Rincón con una Poesía de Federico García Lorca.
Anímate a mandarnos una poesía escrita por ti o recomiéndanos tu escritor y poesía favorita.

ALBA

Mi corazón oprimido
siente junto a la alborada
el dolor de sus amores
y el sueño de las distancias.
La luz de la aurora lleva
semillero de nostalgias
y la tristeza sin ojos
de la médula del alma.
La gran tumba de la noche
su negro velo levanta
para ocultar con el día
la inmensa cumbre estrellada. 

¡Qué haré yo sobre estos campos
cogiendo nidos y ramas,
rodeado de la aurora
y llena de noche el alma!
¡Qué haré si tienes tus ojos
muertos a las luces claras
y no ha de sentir mi carne
el calor de tus miradas! 

¿Por qué te perdí por siempre
en aquella tarde clara?
Hoy mi pecho está reseco
como una estrella apagada.


38 comentarios:

  1. Que bonita las poesias os animo que sigais escribiendo el blog esta xulisimo

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena por vuestro trabajo. Es precioso!

    ResponderEliminar
  3. Me llamo Antonio Jose Fernandez Ruiz. tengo 55 años, resido en Velez Malaga desde º976 y desde entonces estoy en el tratamiento de salud mental de Velez Malaga; mi doctor es Jose Carlos, escribo poesia desde 10 ó 11 años y me gustaria compartir con vosotros mis versos.


    ASÍ
    Hoy
    Nada me queda
    Solo
    El deseo y la mirada.

    Loca juventud de revuelos
    Donde sin reloj
    El estomago marcaba las horas.

    Musica de flauta
    Alcohol y cuevas.

    Ni una arruga en la frente
    Mi luna de larga bata era blanca,
    Mi asomo de negra pena...
    Las lagrimas de emoción
    Rodaban al son de guitarras y,
    En sus cuerdas se evaporan.

    ¡Que inconciencia de años
    Desde el detrás y el delante
    No importaban!

    ¡Que garganta rota
    cantando a la nada!
    ¡Que años tan vivos y vividos
    Los de mis veintitantos en Granada;
    Y, vino la responsabilidad
    Esponsales...
    Tormentas de penas y lagrimas
    Dos HIJAS y de cobarde,
    Mi huida.

    Y comenzó mi frente a arrugarse,
    Ya no reía a carcajadas delirantes.
    De tanto llorar,
    Se secaron mis lagrimales;
    La locura me tomo como rapaz a su presa.

    Y,,,
    Me abrigó el recinto de los orates...
    Huyo la sostenible lucidez
    Y la cobardia habitó en mis entrañas...
    Drogas de farmacias y farmacias de drogas,
    Todo y mas amargo y aun peor,
    Hasta el día en que ...
    ¡Llego Ella!


    Solo mi alma poseo...

    ResponderEliminar
  4. Varias alas, varios vuelos, derrapes, caballitos y wilis.
    Déjame que le quite las ruedas que me quiero montar un Qua.
    Sonreír con la alegre tristeza del olivo, esperar no cansarse de esperar la alegría.

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué hombre no amará a una mujer o a una estrella?
    ¿Pero que hacer cuando hay 5 mujeres y dos estrellas?

    ResponderEliminar
  6. En la escuela de lo cósmico, solo lo fantástico tiene posibilidades de ser verdadero.

    ResponderEliminar
  7. ¿donde habita el alma? allí donde esta el ser o en la boca?

    ResponderEliminar
  8. VOLVIENDOME LOCO



    Creo que estoy volviéndome loco…

    Nítidamente veo
    Como la luna vieja va devorando el sol,
    y…,
    de el sol devorado por la luna vieja
    nace un firmamento de lunitas vírgenes,
    y a la par…
    un cosmos de solecitos en ocasos,
    como si…
    una infinitud de globos de mil colores
    hubiesen ocupado el gran vacío.

    El cielo escupe sobre mi rostro
    Miles y miles de faz de mujeres diferentes
    Y de sus gruesos y carnosos labios
    Me escupen escupitajos sobre la mente.

    Rezo y pido perdón por mis errores
    Y todo se convierte en un revoleteo
    De aletazos de negras mariposas y pavesas
    Hacia la nada.



    Mi mente es
    Una bombilla de neón fundida…,
    Y,
    Al caminar ciego
    Voy pisando cucarachas.

    ResponderEliminar
  9. QUE ALGUIEN


    Que alguien reavive mis apagadas brasas
    Que alguien ponga alas a mi desplumada alma…

    Tal vez pida demasiado,
    Mas sólo un libro es eco de mi llamada…

    La mar se ha quedado muda
    Sin bravas aguas,
    Flores marchitas en mi jarrón
    Son expresión
    De que alguna vez
    Tal vez hace mucho,
    ¡tuve vida!.

    El suicidio me ronda
    Cual buitres a la carroña…

    ¿Es que sólo existen las mariposas blancas?
    ¿Cuánta vida he de soportar?...


    La verdad está servida
    En bandeja de plata…

    ResponderEliminar

  10. NOCHE DE INSOMNIO



    Esta noche de insomnio
    En que las paranoias baten mis pensamientos
    Como peces de colores y algas artificiales una pecera,
    Me dejo atrapar
    Por los silencios y la obscuridad.

    ¡Que resecos miedos arañan mi garganta!
    ¡ Que vampiros de lunas me han dejado en la negrura!
    ¡Que vomitar palabras escritas con cenizas y lágrimas!
    ¡Que mi ángel de la guarda venga y
    Al menos Él me haga compaña!...
    ¡Si al menos tuviese el privilegio de llegar al alba!


    ¿A qué tan voluble y diversa mi mente?
    ¿Un poco de lucidez es demasiado pedir
    En esta soledad de colmillos de cobra?


    ¡Si pudiesen ovillarse los recuerdos!...





    ResponderEliminar


  11. A JOSÉ LUIS
    IN MEMORIAM



    Hoy
    Quizás porque sea Navidad,
    Sin saber por qué,
    Tu recuerdo se ha hecho más presente en mí.

    Tal vez,
    Porque hoy luce y caldea un poquito el sol,
    Pese a ser invierno…
    ¡El sol de invierno!
    ¡cómo te extraño y añoro!...

    JOSÉ LUIS
    AMIGO MÍO,
    Porque tu eras vida,
    Vivías vivamente la vida
    Tan al límite
    Que yo loco…
    Me sorprendía pavorosamente
    ¡Tanta y tanta locura tuya!,
    Diríase
    Que las olas te llevaban y traían,…,
    ¡Tan inmenso como el mar!
    Tan infinito como el infinito.

    ¿Recuerdas tu primera experiencia con una chica?
    Fue en un rojizo club,
    Y, de todas,…¡José Luis!...;
    Elegiste la más fea,
    No tenía ni dientes,
    A Ti poco te importaba,… ¡Amigo!
    Lo que ansiabas era nunca acabar,
    Fue al cumplir tus veintiocho años.


    Tal vez lo que ya no sepas,
    Es…
    Cuánto lloro cada vez que cruzo por esa acera.

    Tus… y mis delirantes carcajadas,
    Tan continuas.
    Los baños en la mar,
    Las tarrinas de helados compartidas…,

    Mas,
    José Luis
    Cuando y cuánto más me enerva la tristeza,
    ¡Es!?...
    Al visitar Cájiz
    Y veo tu casita tan en ruinas,
    Y Vuelvo a llorar…,
    ¡Cuánta vida tenía,
    TÚ,… EN VIDA.

    ResponderEliminar
  12. EL CANTO DEL CISNE




    Un lago sembrado de esmeraldas y tulipanes,
    La ribera verde vidriosa,
    Las acacias enmudecidas y estériles,
    Porque…
    Un cisne cantaba a Apolo.


    Y,
    Hoy,
    Mi pluma no se empapa en tinta,
    Las lágrimas de aquél cisne
    Se borronean sobre el papiro.


    Cual melodioso y triste
    ¡EL CANTO DEL CISNE!...
    Treinta y tres negras mariposas
    Danzan el agónico vibrar…
    Mil palomas blancas
    Consuelan con su arrullo…
    Y,
    Once nubes de golondrinas
    Migran rumbo al cielo…

    El Canto del Cisne
    Hoy es mi rúbrica…

    ResponderEliminar
  13. PALABRAS SILENCIADAS




    Palabras silenciadas que mueren en la ceniza de mis cigarrillos,
    Palabras resecas en la garganta y que mis labios no escupen,
    Palabras guillotinadas, palabras robadas, …, palabras malditas.
    Que los miedos atrapan, los sueños sueñan y
    Se ahogan en la tinta de mi pluma.

    Palabras que no se quieren oír, palabras que molestan, que estorban,
    Palabras en un regicidio de coronas, en un magnicidio de cálices y,
    Que sólo quedan en palabras de locos o muertos,
    Mis palabras que hoy no aciertan a expresar mi dolor,
    Palabras que se me escurren entre los dedos de las manos,
    Palabras de llantos, palabras de dolor, palabras de frío, palabras de hambre.

    Palabras que abortas, palabras de quimeras, palabras de promesas,
    Palabras que van y vienen, palabras insinuadas, palabras mentirosas…
    Palabras de amor, palabras adúlteras, palabras infelices, palabras
    Que los muertos hablan, palabras que los vivos no dicen, palabras de sangre,
    Palabras de hogueras, palabras de conquista, palabras de poder.
    Palabras de traición, palabras de juramentos, palabras de leyes…


    Mis tantas palabras que sobran, mis tantas palabras sabidas,
    Mis tantas palabras ya en otras lenguas, mis tantas palabras agónicas.





    ResponderEliminar





  14. LO QUE SOY Y LO QUE FUI



    Lo que soy
    Y lo que fui,
    Es lo mismo.

    Nada soy
    Y nada fui,
    Paso por el tiempo
    Como muerto.


    Muerto un viernes
    De primavera y, del cual
    Ya guardo el recuerdo.

    Primavera
    En que todo renueva,
    Renové yo en fantasma
    De los poemas
    Y entre versos morí

    ResponderEliminar
  15. El comentario anterior ha salido; guillotinado; por error. Añado posteriormente como realmente me gustaria ser (si es de publicar), que se publicase.

    ResponderEliminar




  16. LO QUE SOY Y LO QUE FUI



    Lo que soy
    Y lo que fui,
    Es lo mismo.

    Nada soy
    Y nada fui,
    Paso por el tiempo
    Como muerto.


    Muerto un viernes
    De primavera y, del cual
    Ya guardo el recuerdo.

    Primavera
    En que todo renueva,
    Renové yo en fantasma
    De los poemas
    Y entre versos morí
    Por morir por escribir;



    En un viernes de primavera
    Y del cual ya tengo el recuerdo.

    ResponderEliminar


  17. LA SOLEDAD DEL POETA


    Cuando el poeta se siente solo…
    Toma papel, pluma y tintero,
    Y
    Deja que su alma se funda en la palabra.

    No existe mayor soledad
    Que la del poeta,
    Sus agonías de saberse abandonado,
    Olvidado del olvido,
    Son sólo comparables
    A la soledad de Cristo en la cruz.

    No abriga a nada ni a nadie,
    La noche,
    Con su tristeza de luz de Luna
    Es cómplice de su llanto y amargura.


    ¡que hermosa la soledad del poeta!
    ¡que bonita su esperpéntica nada…!

    ¿por qué alguien no hace sombra
    A la locura del solitario poeta?

    ¿En qué clavo achicharrante abrazarse¬…?
    Tal vez sólo y solo …a su propia soledad.

    ResponderEliminar


  18. MIRAR EL HORIZONTE



    Ya miro el horizonte
    Tras una cincuentena de años,
    Vividos o… mal vividos,
    Mis palomas son todas negras,
    Mis golondrinas anidando en la memoria llegan,
    Cuervos y buitres rondan
    Las huellas de mis pies y curvas sombras.



    La infinitud aguarda
    Sembrada de lunas, recuerdos y estrellas,
    ¿ Qué importa lo que haya sido,…,
    Si en el allá sólo importan las obras
    Y, si la intención fue mala o buena?!


    Ya miro el horizonte,
    Balbuceando oraciones,
    Alejando vanas llanteras,
    Con una sonrisa en los ojos
    Y, esperanzas en la no sé
    Si duradera o breve espera.
    Lo carnal consumiéndose
    Cual vela de fanal y cera.


    Ya miro el horizonte
    Sin desear retrasar la quiebra,
    Inflamando mi espíritu
    De una ilusión…
    Tal vez falsa,
    Tal vez verdadera.
    Cantos de mi rota garganta se elevan
    Sobre el humo de mis cigarrillos
    Y entre nubes de quimeras;
    En la camisa cenizas
    Como anuncio de la sentencia certera,
    Y, en la memoria de los que atrás quedan…
    Pétalos de rosas negras.

    ResponderEliminar


  19. ENTRE CIELOS Y TIERRAS





    Entre cielos y tierras,
    Caminaré descalzo por el fuego de las brasas,
    Dejaré que los vientos me mezan entre hojas secas,
    Que sea la luna llena quien ilumine mis caminos o veredas,
    Y, que sea Andalucía quien alegre la sangre de mis venas.


    Entre cielos y tierras,
    Volveré a Rumania, y revivir entre pobrezas,
    Seré peregrino desde los Pirineos a Santiago de Compostela,
    Y que la lluvia me empape para limpiar el carbón de las cavernas,
    Que las estrellas sean mi guía y, en las noches Tú, MARCELA, la hiedra de luciérnagas.



    Entre cielos y tierras,
    Que la cobra me hipnotice con su mirada certera,
    Y las palomas saquen polluelos de paz, y, que la Paz reine en la Tierra,
    Se borren las fronteras y las razas se comprendan,
    Nazca el Hombre Nuevo despertando las conciencias.



    Entre cielos y tierras,
    Quiero asirme a tu cintura y que la Fuerza nos merezca,
    Vivir sin ancla alguna y navegar por los mares u océanos que quieras,
    Pisar tierra firme o hundirme en cenagosas arenas, si así lo deseas,
    Que la voluntad me acompañe, el amor, la sabiduría y, ¡morir tranquilo con mi conciencia…!

    ResponderEliminar


  20. EL ARRIERO



    Madre
    El arriero ha llegado,
    Ha llegado el arriero
    A nuestra calleja, acerita y casi verde puerta,
    Tras serpentear cruzando la sierra
    Por una estrecha, y de agujeros y piedras llena
    Bamboleante y sembrada de secas yerbas,
    Áspera y peligrosa vereda.

    Pregona a los cuatro vientos
    Pescado fresco de la Caleta,
    Maduras uvas doradas, moscatel, competeñas,
    Vino dulce de su terreno, brevas y las primeras almendras…
    Carga todo en su burro macilento y
    Retahíla de bestias,
    Con aparejos, serones, bozales y cuerdas.

    Madre
    El arriero ha llegado,
    Madre
    Ha llegado el arriero,
    Con su carga de la costa y costeña,
    Trueque usted
    Harina por almendras…
    De Frigiliana y sus cañas ribereñas,
    Melosa, almibarada y en cristal
    Miel negra,
    Unos grandes panes de sémola
    Por almejas…
    Y dé melones y sandías
    Por de Sayalonga jugosas, dulces brevas…

    Sino trueca usted con el arriero,
    Ni él ni sus cargadas bestias…
    Volverán
    A nuestra estrecha calleja, acerita y
    Casi verde puerta.

    ResponderEliminar

  21. SEMBRÉ


    Sembré flores de tilo,
    Y nació mi hija Carmen María
    Tierna, morena y sosegada;
    luego sembré semillas de mostaza,
    nació mi hija Ufe
    rubita, alegre y renovada.

    Sembraron ellas sus alegrías y lágrimas,
    Nacieron mis nietos cual nuevas raíces y ramas.

    Mis nietos sembraron sentimientos…
    Nacieron mis miedos, temores y fantasmas.

    Sembraron mis miedos, temores y fantasmas
    Sus llantos…

    ¡NACIERON ESTAS CUATRO PALÁBRAS!.

    ResponderEliminar
  22. EL TALLO DEL AMOR




    Que quebradizo es el tallo del amor…
    Una ventolina y,
    ¡CRAC!... Se quebró.



    ¡Si no fuese por el perdón!
    Que humilde el gesto de pedir perdón…
    Y,
    Aún más hermoso la honradez de aceptarlo.


    Un hombre solo así ¿Qué es?
    Una mujer sola así ¿Qué es?...

    Mas,
    Un hombre y una mujer ASÍ juntos
    Hacen soportable el yugo de esta tierra…
    Y,
    Cual bueyes
    Van arando los surcos de la vida,…,
    Siembran y recolectan su cosecha
    Cuando los fríos del invierno
    Habiten en sus almas,
    Naciendo en los largos dedos del ocaso…
    El sol de la sangre,
    ¡EL SOL DE INVIERNO!.

    ResponderEliminar





  23. VIENTO Y CALAVERAS



    Mi alma es un mar de olas bravas
    Rayos caen sobre mis azuladas espumas blancas
    A una barca sin vela hunden los vientos
    Cuando una gaviota se pierde gris a fondo…



    El sol no tiene luz en esta madrugada
    Ni el lucero del alba ocupa su reino
    Soledad escupen las nubes cubre lunas
    Y los delfines desgraciados lloran sus muertos…


    Ríen en la orilla las llamas de una hoguera
    Las redes ondean cual banderas siniestras
    Nadie sabe si maduraran
    Las de por nacer cerezas
    Y lloran las desdichadas madres plantas
    Como sirenas castradas.



    Venga a mí el huracán que todo arrasa,
    Dejando desnudos de caretas y escamas los hombres,
    Yódense las cicatrices con sal y arena y agua…
    Y que una copa de viento y calaveras
    Rebose sobre mis labios.

    ResponderEliminar


  24. PORQUE ASÍ QUIERO YO



    Porque así quiero yo,
    Mi vida se va durmiendo en una hoja o flor de tilo,
    Las turbulentas aguas de un río me arrastran hasta ahogarse
    Los años dejo pasar apagando recuerdos,
    Vivo el instante entre versos de poesía,
    Sueño sin grandezas los días que me quedan,
    Busco la luz y aparto de mí las tinieblas.

    PORQUE ASÍ QUIERO YO…,
    Camino descalzo en las mediterráneas arenas,
    Mientras un rompeolas de nacaradas caracolas,
    Acaricia mis pies arrastrando mis amargas penas,
    Y contemplo los delfines en su danzar de bailarines,
    Los rayos del intemporal sol curten mi añosa piel desnuda de memoria,
    Ante un anaranjado amanecer de crecientes Lunas,
    Y respiro el azul de unas estrellas que se van apagando.


    Porque así quiero yo,
    Duermo desnudo de tristezas entre sábanas de lino o sedas,
    Y la sonrisa de Marcela me lleva con pasión a conocerla,
    Un rugir de motores no hace yaga a mis memorias que tal cascadas vuelan,
    Con Morfeo a mi vera que entre mis te amos a la noche del soñar me lleva,
    Y, la danza de la Luna llena entra por mis ventanas abiertas,
    Mi vida se va acallando en olvidadas yagas de hiedra.


    Porque así quiero yo,
    Dejaré mis vivencias en metáforas o claras apariencias,
    Tal vez para nadie, tal vez, para tintar con la pluma,
    En pergaminos que volarán cual golondrinas o cigüeñas viajeras,
    Que los calendarios cual rayos que no cesan,
    Rasgarán de las bibliotecas polvorientas,
    O las aguas de los cielos borrarán cual penas añejas,
    Entre las verdes venas de las trepadoras buganvillas.





    Y todo,
    Y todo y más…
    PORQUE ASÍ QUIERO YO.

    ResponderEliminar




  25. HIJO, CUANDO YO ME MUERA




    Hijo,
    Cuando yo muera
    No me lleves al campo santo,
    Allí las canas cenizas
    No hacen su vuelo alto…



    Me entierras en el hurto
    Junto a la vid y el limonero,
    Quiero volver en flor de azahar
    Y en racimos de sarmientos.



    Hijo cuando yo muera
    No me lleves al campo santo,
    Me entierras…en el huerto.

    ResponderEliminar


  26. HOY LLORAN LAS PALABRAS



    ¿ Por qué,
    Por quienes,
    Por quién…
    HOY LLORAN LAS PALABRAS?



    Quizá por ti, tal vez por él,
    Por nosotros, por vosotros,
    Por los nuestros, por los de ellos…
    ¿ Hoy lloran las palabras?


    Por el niño o viejo,
    La brisa o tempestad,
    La sombra o luz,
    La risa o gemido,

    La muerte o la existencia…

    ¿Hoy lloran las palabras?


    La “Victoria” O “Derrota”
    ¿De quién, de quienes?


    DE TODOS…
    HOY LLORAN LAS PALÁBRAS.

    ResponderEliminar
  27. VOVER A MIS RAICES



    He vuelto a mis raíces por Navidad…,
    Aunque el hogar ya no huele a madera de pino,
    Ni de olivo o almendro caldeando la habitación;
    Tampoco huele a matanza…
    A tocino o chorizo asados en las brasas de la chimenea,
    Ni a tortas de chicharrones ni a magdalenas del horno de leña…,
    El suelo no es de barro y
    Lo metálico ha cubierto la cal;
    La bombilla no es de 125, y…
    Falta la pila de cemento donde lavaba mi madre
    Con agua traída de la acequia…
    Faltan las cantareras y las sillas de anea…
    Los techos no son de vigas de encina
    Y mis padres habían huido…;


    A la cena de nochebuena faltaron dos hermanos…

    Sí,
    He vuelto a mis raíces…,
    Pero más que mis raíces
    Parecen flores de papel celofán

    ResponderEliminar





  28. ¿POR QUIÉN TE HAN TOMADO?



    ¿Por quién te han tomado…?
    POESÍA amada.


    Tu no eres la reina de la carne,
    Tu no eres la dama de la fiesta…
    Ni la coronada de los títulos…
    Tampoco eres el pregonero que te vocifera y vende en el mercado.


    Perdóname…
    POESIA,
    Eres como el polen mágico de la entrega
    El profundo sentimiento
    De una lágrima rodada…
    ….

    La pluma que cual viajero
    Va y viene al tintero
    Para en tus versos fundir el alma….


    Para mí siempre serás…
    El perfume de limonero en azahar,
    La gaviota que toma rumbo sin mirar atrás
    Mar adentro sola y en soledad,
    Los anárquicos garabatos
    Que la vida deja al caminar, ¡y!
    El sentimiento llorado sobre un papiro
    De escarcha y cristal…
    ---

    ResponderEliminar
  29. CUANDO HOY LLEGAS

    Me llegas salpicado de calumnias,
    Encorvado por el peso de tanta palabra viciada,
    harapienta tu alma,
    derrotado y roto….

    Desconocido para quién fuiste,
    Bocanada de libertad en el desespero.
    Tu cenit, ¡estrella!, queda lejos,
    Y la noche te cubre de angustiosas lunas,
    En el eterno ocaso
    De la gloria pasajera y muerta.


    Mas,

    Escucha amigo…
    Luego
    Cuando el día claree…
    Te coronaré cetro y púrpura sobre los soles…
    y…,
    brillará tu mirada más que la diosa Venus,
    y serán los rayos del sol
    menos .luz al reflejarse en tus cabellos,
    y como antes,
    aún más que antes
    mañana…
    seremos eternidad en una sola piel.

    ResponderEliminar




  30. SOY POBRE


    Soy pobre,
    Echo el jornal en el campo cuando me llaman
    Y, no me quejo del salario
    Aunque tras el día
    Acabe con los huesos deslomados.

    Mi padre también
    Trabajó en la tierra
    Hoy,
    Reposa bajo ella.

    En mi casita de barro y cal
    Tengo un jilguero enjaulado.

    Soy pobre,
    Y no me jacto de ello,
    ¡Ni presumo!
    De las raíces de basto que vengo.

    En estas hojas de chaparro
    Moriré un día de primavera
    De sudor reseco y empapado…
    Con la Luna llena.

    ResponderEliminar




  31. BABOSIDAD



    Es dulce no hacer nada…
    Esperar…
    Dejar pasar las horas…
    Ver como se pone el sol en la estación del tren…,
    A la caza
    De cualquier bobo exasperado
    Que deje correr el “color”…
    A cambio de…
    Unos cuantos minutos en la letrina
    Donde su baboso y engarrotado de viagra gusano…
    Escupa su reprimida y espesa cólera
    Contra los baldosines blancos
    Llenos de mierda,
    O la puerta de aglomerado
    Floreada de agujeros y mensajes…

    Respirando en cada gemido de placer
    Un vaho de estiércol de hombre y urea.



    Es…
    UNA CHAPA.

    ResponderEliminar


  32. Y SI HABLAN


    Y si hablan
    A nosotros ¿qué?,
    Cansados estamos
    Del arrullo de las palomas
    Y de huir siempre hacia delante,
    Siempre, siempre, huyendo de nosotros mismos,
    Y, hoy
    Con el dorado sol de otoño en nuestras espaldas,
    Con los zapatos rotos del camino de la vida,
    Deseamos de ser tan Plateros.

    Y, hoy
    En esta choza de alquiler que compartimos,
    En este cuenco de barro que compartimos
    En esta almoronía que con tanto amor
    Has preparado compartimos…
    Y si hablan
    A nosotros ¿qué?.


    Y si hablan de miserias
    A nosotros ¿qué?.

    ¡Estamos tan curtidos de navegar en ríos de saliva¡
    Que, ahora…
    Cuando solos frente al destino…
    Cuando nadie nos espera con los brazos abiertos…
    Y si hablan, a nosotros ¿QUÉ?

    Yo te amo así, ¡BIZNAGA!
    Tu me amas así “poeta”,
    Mas en lágrimas de amor rodadas
    Nos fundimos cual crisol de aleación,
    Para sentirnos acerados.

    Madame muerte segará las palabras
    Enterradas en tumbas de cuneta…
    Y si han hablado… ¿QUÉ

    ResponderEliminar


  33. ¿DONDE HOY LA VOZ DE LOS POETAS?



    ¿Dónde hoy la voz de los poetas…?
    Poetas andaluces, manchegos,
    Catalanes, asturianos o gallegos…?


    Solo y solamente
    La poesía es corazón,
    El lamento del poeta,
    Lo esperpéntico del poeta,
    El alma sin máscara,
    El nacer de un verso,
    La evidencia de un llanto,
    La quimera de una oda…,
    SON EL POEMA!


    ¿En qué abismo, cuál cascada,
    En que cicatriz se apaga hoy…
    La voz de los poetas…
    El funámbulo, los recuerdos, lo quijotesco
    De la VOZ de los poetas?


    ¿Dónde el vagar,
    El rodar, el desamparo,
    El abigarrar, el aislarse…
    De la voz de los poetas de

    ResponderEliminar
  34. LETANÍA POR MI MADRE




    Madre de mis raíces
    Madre de mi sangre
    Madre de cinco grietas
    Madre sobre todo MADRE.

    Madre de liberación
    Madre de vía y conducto
    Madre de rogativas
    Madre de esperanza.

    Madre desvelada
    Madre de penas
    Madre de alegrías
    Madre de sufrimientos.

    Madre de tierra
    Madre de campo
    Madre esposa de labrador
    Madre de sendas
    Madre guía de camino.


    Madre sin mentiras
    Madre sacrificada
    Madre de silencios
    Madre de madres
    Madre de talante.

    Madre de miserias
    Madre optimista
    Madre elegante
    Madre señora
    Madre humilde
    Madre trabajadora.


    Madre de tempestades
    Madre de delirios
    Madre de deprimidos
    Madre transigente
    Madre de auxilio.

    Madre destruida por el tiempo
    Madre recogida por Dios
    Madre…,
    Allá desde tu ausencia

    ResponderEliminar




  35. MARCELA


    MARCE
    Eres como el vaho fresco de las alboradas
    Que limpia con su casta alma
    Las espinas sangrantes de mis batallas.


    Con la voz de terciopelo de una rosa
    Secando vas
    Lágrimas y suspiros
    De mis libaciones de hiel amarga.


    Con tus dedos… alitas de mariposa
    Me acoges en tu vida
    Como bahía de arenas blancas
    Al baile de las olas
    En su escabullirse de las sombras.


    Si seguimos inseparables
    Dejaremos al fin de nuestros viajes
    Vasijas desbordantes…
    De lunas y estrellas…
    MARCE…
    MARCELA.

    ResponderEliminar
  36. ¿SOY CULPABLE?



    No sé si soy culpable
    De estar loco.
    He pisado el patio
    Del manicomio
    En varios ocasiones.
    Mas sé reitero
    Quien tuvo la culpa
    De la muerte de mi mente.
    La luz del día perfecta
    Entra por la ventana,
    Parece que hoy
    Tampoco hay tregua.
    Bebo un sorbo de vino
    Del gran cáliz
    Que acelera las angustias,
    Tal vez de mi culpabilidad.
    Los carteles de colores acentúan
    Mi, ceguera mental,
    Miro el jardín con
    Margaritas vivas
    Y me embobo de su sabiduría .
    Cuando vuelva
    Marcela, mi trinchera,
    Le daré el pésame
    Por la muerte de mi mente.

    ResponderEliminar



  37. SIN MIRAR PARA ATRÁS




    Que nadie me hable del pasado.
    Dejadlo ahí enterrado entre
    Despojos de huesos.

    ¡NO! Quiero mirar atrás;
    Quiero mirar este río que
    Recorre ahora sus últimos meandros,
    Con agua dulce y,
    Peces de dulce agua,
    Mirando al fondo, un poco
    Al fondo…¡LA MAR!.


    Esa inmensa mole de agua salada,
    Tan inmensa como sus continuas olas
    De vaivenes que todo arrastran,
    En, la dulce ora de la entrega,
    Sepultando en lo azul, o gris, o
    Marino profundo…,
    La historia de memorias de alzhéimer.


    Es bonita y dulce la entrega
    Del acto final de cada comediante,
    Sin mirar al pasado, que
    Sepultado, y, ahora engullido
    Por la prístina confusión.


    Mas del pasado no quiero vivir
    Ni para rezar un “Padre Nuestro”.



    Mirar mis manos hoy,
    Aún vivas y palpando carcajadas
    A dos bandos.
    Dejar los recuerdos que se hagan
    Cenizas al son de un pringoso
    Y negro candil, o retorciéndose
    En la llama de una trémula
    Mariposa o mejor lamparilla,
    Donde todo son alaridos
    Entre las llamas de una hoguera
    Inquisitorial. ¡VIVIR!, Vivir cada
    Latido del corazón, vivir con
    Sonrisas halagüeñas, vivir en lo etéreo,
    Vivir con y sin sol, vivir la noche
    De insomnio y máscaras,
    Vivir el amanecer y su rocío,
    Vivir el frío “tinrintolero” y
    El calor “POTOMANIACO” en un
    Botijo nacido de sudores.



    Vivir hoy sin la espera de un día mejor,
    Pierdes lo que de bueno tiene el presente;
    Vivir sin pasiones siempre malas
    Consejeras.

    VIVIR hasta que las dulces
    Aguas se partan en mil brazos
    Del delta en que la entrega llega
    A su final sin darnos cuenta
    De nuestro fluir dulce al agua salada de la mar.


    …. Y Morfeo ría los sueños.



    ResponderEliminar

Su comentario sera publicado en breve.
Muchas gracias por su colaboracion.